Cuando se trata de placer y excitación, los puntos erógenos desempeñan un papel protagonista, y su estimulación permite alcanzar el punto máximo de placer, disfrutando mucho más que si vamos directamente al grano. Por ello, no deberían quedar en segundo plano, ¡sino todo lo contrario!

Aquí el problema es el desconocimiento, ya que pocas personas conocen los puntos erógenos del hombre y de la mujer, que son muy diferentes entre sí, y van mucho más allá de las zonas más íntimas.

Conscientes de ello, en Masajes Indira vamos a repasar los principales puntos erógenos del hombre y de la mujer, con el objetivo de que puedas estimularlos y disfrutarlos. Y si no quieres que te lo cuenten, nuestras masajistas eróticas te descubrirán los puntos erógenos y te harán disfrutar como nunca.

Los puntos erógenos del hombre que debes conocer

Pene

Como no podía ser de otra forma, el pene es el punto erógeno del hombre por excelencia, además del más popular y el que todos y todas conocemos. En el pene se concentran infinidad de terminaciones nerviosas, especialmente en la zona del frenillo, que es muy sensible y a través de su estimulación ofrece una excitación muy intensa.

Escroto

Del pene nos vamos al escroto, otra de las zonas erógenas del hombre de referencia. Nos referimos a la bolsa de piel que envuelve y protege a los testículos.

Muy sensible, toda la zona del escroto es erógena, pero especialmente el rafe, que es la línea central que une ambas partes del escroto.

Perineo

Un punto erógeno masculino desconocido pero muy excitante es el perineo, que es la zona que une el escroto con el ano. ¿La razón? Que aquí se concentran muchas terminaciones nerviosas muy sensibles y placenteras si se estimulan. Si quieres unos preliminares TOP, no te olvides del perineo.

Ano

Aunque para muchos sea un tema tabú, en el ano se encuentra el punto G del hombre, y su estimulación puede desencadenar sensaciones y orgasmos increíbles.

La razón es que en el ano se encuentra la glándula prostática, concretamente a unos cinco centímetros, un órgano fibroso en el que existen muchas terminaciones nerviosas. Sin duda, uno de los puntos erógenos del hombre de referencia que todo hombre debería probar.

Orejas

Otro de los puntos erógenos del hombre más excitantes son las orejas, que también resulta muy placentero para las mujeres.

Concretamente destacamos el poder erógeno del cartílago, que es donde se da una mayor concentración de terminaciones nerviosas. Bésalo, chúpalo, acarícialo…

Cuello y nuca

Un masaje erótico en el cuello y la nuca será muy excitante, ya que estas zonas al ser masajeadas provocan una relajación y un bienestar espectacular. Prueba a masajear con la boca, y te garantizamos que el resultado será aún más espectacular.

Pies

Y terminamos con las zonas erógenas de los pies, que es una de las zonas erógenas que permiten alcanzar las mayores dosis de placer.

En los pies se concentran múltiples terminaciones nerviosas, y se pueden estimular de diferentes formas.

El talón y los tobillos son zonas erógenas muy placenteras, especialmente si se masajean suavemente y de manera sensual, y también la línea que aparece al doblar los dedos hacia abajo.

Puntos erógenos de la mujer para conseguir la mayor excitación

Boca

Comenzamos la lista de puntos erógenos de la mujer con la boca, y todo lo que hay a su alrededor: labios y lengua.

Muchas parejas solo utilizan la boca para besarse, pero lo que olvidan es el placer que da la boca.

Detrás de las rodillas y los codos

La zona de detrás de las rodillas y los codos es muy erógena, ya que aquí la piel es muy fina y sensible, lo que hace que si se acaricia resulte muy excitante, ya que por ella pasa una gran cantidad de vasos sanguíneos que proporcionan cosquilleo y placer.

Tobillos y pies

Volvemos a destacar la importancia de los pies en los puntos erógenos, en este caso, de la mujer. Y concretamente destacamos los tobillos, que pueden ofrecer una de las experiencias eróticas más excitantes.

Pezones

Uno de los puntos erógenos de la mujer más importantes son los pezones, ya que son una zona muy erógena y de reacción muy placentera, tanto que muchas mujeres son capaces de alcanzar el orgasmo simplemente a través de la estimulación de los pezones.

Zona lumbar

La zona lumbar también es muy excitante y su estimulación resulta muy placentera, especialmente si se hace con caricias y masajes.

Un truco es ponerse una almohada en la espalda al mantener relaciones sexuales, ya que de esta forma elevarás esta parte del cuerpo, aumentando el grado y el ángulo de penetración. Será increíble, pruébalo.

Manos y muñecas

No nos olvidamos de un punto erógeno de la mujer tan importante como son las manos y las muñecas, que te garantizamos que si las estimulas bien y de forma sensual, pueden provocar sensaciones muy intensas.

Clítoris

Y terminamos con el clítoris, el punto erógeno de la mujer por excelencia, conocido como el órgano del placer. La razón no es otra que la estimulación del clítoris es clave para que una mujer es fundamental para que una mujer alcance el clímax, por lo que poco más hay que decir.

Hasta aquí los principales puntos erógenos del hombre y de la mujer. Contacta con Masajes Indira y deja que nuestras masajistas te muestren tus zonas más erógenas y placenteras.

Add Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *