Masaje Lingam en Madrid

Masaje Lingam en Madrid

Una de las técnicas que más adeptos está consiguiendo en los últimos años es la del masaje Lingam, una clase de masaje tántrico que combina distintos métodos para conseguir el máximo relax del hombre cuando se pone en las manos de nuestras profesionales.

¿Qué es el Masaje Lingam?

El masaje Lingam es un método muy placentero en el que la zona genital cobra especial relevancia.

Esto se debe a que el término Lingam, en sánscrito, alude al órgano sexual masculino, de una forma mucho más mística y respetuosa de lo que se hace en la actualidad.

Según esta cultura, este órgano supone un “báculo de luz”, en el que se canalizan la energía y el placer.

Así, el masaje Lingam tiene como prioridad relajar al hombre y alcanzar con él su lado más sensible.

Supone una técnica sensitiva integral, que busca en todo momento la conexión del hombre con el “yo” más profundo, finalizando con el método sexual al finalizar la sesión para que el hombre se sienta totalmente relajado.

masaje lingam

¿Cómo se realiza el Masaje Lingam?

En el caso de los masajes tántricos, en concreto el lingam, del que nos ocupamos en este post, existe una serie de pasos que seguir, aunque nunca de forma fija e invariable, ya que se trata de una técnica que abarca numerosos matices importantes.

El ambiente en el que se desarrolle la sesión, las formas de actuar de la masajista o la intensidad del contacto son algunos de los factores más importantes a la hora de determinar los pasos a seguir para realizar un masaje Lingam en toda su esencia.

Los pasos para un masaje Lingam buscan en todo momento la estimulación de la energía en la zona erógena masculina, es decir, en su parte genital, experimentando así el placer y el vínculo sexual desde una perspectiva diferente.

Paso 1: crea una ambientación adecuada

El ambiente será fundamental para conseguir los objetivos que se persiguen con el masaje Lingam. Se trata de cuidar los más mínimos detalles, aportando una iluminación intimista, con pétalos de rosas, velas, geles de aromas o cualquier otro complemento que cumpla con la función requerida.

Una vez visualizado el entorno de la sala, el afortunado que recibirá solo tendrá que cerrar los ojos y dejarse llevar por los beneficios de esta sesión.

Paso 2: masaje convencional

Una de las señas de identidad del masaje Lingam es, sin duda, la pausa y calma con las que se desempeña esta técnica.

Las profesionales especializadas en estas sesiones suelen iniciar sus movimientos de glúteos a espalda, siempre empezando por abajo; en sus inicios, se puede confundir con un masaje convencional.

Con los movimientos de las manos de la masajista, el hombre podrá abrir su mente y le libera de la presión anterior a la sesión.

La columna supone una de las partes del cuerpo alrededor de la cual se incide más, al igual que ocurre en los casos de las técnicas estándar.

Paso 3: los genitales

Una vez hayas finalizado el proceso previo en el que se intenta relajar al hombre mediante un masaje normal, la masajista pasa de forma discreta y sutil a la zona erógena de los genitales.

Esta fase se inicia masajeando la parte interior de los muslos, que es muy importante en la estimulación de sus deseos. En ese momento, resultará muy importante que vayas avanzando de forma paulatina, atendiendo en todo momento sus reacciones para saber en qué puntos exactos le excita más la situación.

Al fin y al cabo, se trata de un método en el que se extiende la energía contenida en los chakras del cuerpo, por lo que el enfoque místico cobra una relevancia fundamental.

masaje lingam

Beneficios del Lingam Masaje en Madrid

Los beneficios que conlleva la técnica del masaje Lingam en Madrid son muy numerosos:

  • Como se considera que es una técnica de liberación de energía, por lo que supone una serie de efectos terapéuticos muy positivos para la persona que recibe esta sesión.
  • El masaje Lingam combaten la ansiedad o el estrés del día a día.
  • Contribuye al equilibrio, tanto físico como mental.
  • Mejora del estado de ánimo.
  • Mayor poder de concentración.
  • Ayuda a acabar con problemas sexuales.
  • Potencia la erección.
  • Mejora del sistema respiratorio.

Estos son algunas de las principales ventajas de someterse a una sesión de masaje Lingam, el cual, en caso de acudir en pareja, puede fortalecer aún más el vínculo afectivo (en el caso de la mujer, se trataría del masaje Yoni).

Relación entre el Masaje Lingam y el Tantra

El lingam, como hemos mencionado anteriormente, es el término con que se conoce al órgano genital masculino.

Cuando se desempeña un masaje Lingam, esta es una variedad del masaje tántrico en la que las manos de la masajista inciden especialmente en las partes erógenas del hombre, buscando potenciarla y estimular el flujo de energía a través de estas caricias.

¿A quién recomendamos el masaje Lingam?

El masaje Lingam está indicado para aquellos hombres que busquen liberarse del estrés del día a día y, sobre todo, conectar con su yo de forma que redescubran sus capacidades.

El Lingam es una técnica muy avanzada dentro del campo del masaje tántrico ideada para los hombres que quieran canalizar sus energías a través del “canal de luz” que supone su zona genital.

Para ello, es fundamental contar con las mejores masajistas y acudir a un centro especializado en masajes eróticos en Madrid, con todas las garantías de un servicio cercano, profesional y, sobre todo, discreto.

Add Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *